Bitácora de una caminante-Etapa 7

–Camino de Santiago portugués–

De Redondela a Pontevedra. Ya el camino empieza a llenarse de gente; yo sigo a mi bola, cruzando bosques y parando en los bares del camino, a por un café o una clara. Mi momento favorito de la mañana es cuando, después de haber caminado por hora y media o dos horas, me tomo mi primer café. Sabe a gloria. Subo los pies en una silla que pongo frente mío para darles un descanso, me saco la sudadera que estuve llevando porque ya no la necesito y me siento a ver mi entorno. Una media hora más tarde, normalmente en torno a las 9, retomo el camino, ahora con energías renovadas y con ganas de ir a por más. Eso. A por más. Con o sin camino en frente.

Publicado en redes sociales el 11 de julio de 2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: