De camino

En Santiago de Compostela, una mujer puede con lo que le pongan.

Si hay algo con lo que, inevitablemente me identifico, es con el viajar. A miles de kilómetros del lugar que llamo “hogar” o simplemente caminando por un parque, a cuadras de distancia. Porque viajar supone, para mí, una oportunidad para hacerme preguntas extra-ordinarias; salir del hábito y, a través del movimiento, reencontrarme. Y si no viajo, bailo. Abajo, relatos de viajes. Igual algún día relato un buen baile.

On the road to Barcelona

Viajo para resetearme. Para reflexionar desde la distancia y tomar perspectiva. Para cerrar algunas cosas y dar sentido a otras. En la carretera medito; en los paseos a pie tengo conversaciones conmigo misma. El movimiento es un bálsamo para un alma que tiene como peor enemigo la ansiedad. Yo siempre he sabido que es laSigue leyendo “On the road to Barcelona”

Odas a la Casa de Campo

Oh, ¡Gloriosa Casa de Campo! Que me permitís alejarme del ruido absurdo de la ciudad, lleno de pseudo-preocupaciones y miedos cotidianos, yo te mal escribo estas palabras en pos de alabar tu brisa fresca y tu olor a pino. Dejo atrás a los paseantes del lago, a los corredores vestidos de Quechua y a losSigue leyendo “Odas a la Casa de Campo”

de vuelta/de ida

A horas de volver a Madrid, camino a mi lugar favorito de Santiago, paseando por la Rúa San Pedro, hasta llegar a la Rúa de Belvís, donde se encuentra el Seminario Menor —albergue de peregrinos— y donde también hay un parque con unas tímidas vistas de la Catedral. Me siento bajo un árbol enorme queSigue leyendo “de vuelta/de ida”

Fisterra

Hoy, a las 00:30 de la mañana me despertó un picor en la rodilla derecha. Habiendo aprendido de lecciones pasadas —viví 8 años en NYC, también conocida coma la ciudad de los bedbugs o chinches— salté de la cama, prendí la luz, saqué las sabanas y en mi estado semi dormido busqué entre los plieguesSigue leyendo “Fisterra”

A %d blogueros les gusta esto: