me reconozco:

Storm King Art Center, , NY 2010

En los tiempos cortos/
Las esperas certeras/
La risa tonta/
El atracón de chocolate/
El cielo celeste/
El sol tocando mi cara/
En las calles vacías/
Los árboles altos/
Las copas de vino tinto/
Las miles de preguntas sin responder/
La necesidad de un abrazo/
El calor de un beso/
La luna en mi ventana/

¿Cuántas veces al día pienso en todo aquello en lo que no me reconozco y me gustaría que fuese una parte de mí, y todo aquello que niego de forma rotunda, a veces demasiado rotunda, por no querer que nunca sea un rasgo mío?

Cuando me canso de mí, me pongo a cantar. Y canto, más mal que bien, para reencontrar en la letra de una canción aquello que necesito decir y que, a fuerza de tanto pensar, se ha perdido en el laberinto de mi cabeza-en-constante-planteamiento.

¿Y si a fuerza de tanto reconocerme, me pierdo?
¿Tan malo sería perderme?

¿Dar un paseíto fuera de mí, y ver lo que me rodea con ojos de Otra?

Está decidido: hoy andaré por las calles como Otra.

(Y si, de casualidad, te cruzás en mi camino y no te saludo, no lo tomes a mal, seguramente en la piel de esa Otra no te conozco.
Eso sí: sonreíme, si no es mucho pedir. Que en la sonrisa anónima se esconde la promesa de que esa otredad no es ajena ni extranjera.
Y eso –llamalo consuelo de tontos— reconforta un poco).

Publicado en redes sociales el 20 de enero de 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: