Bitácora de una caminante- Etapa 3

–Camino de Santiago portugués–

De Barcelinhos a Ponte de Lima. Etapa larguísima, con 36 km surcando entre maizales y viñedos, en compañía de los gallos que cacarearon todo el día como si el amanecer no terminase. Y las iglesias, llamando a los feligreses. Ambos sonidos me acompañaron en un viaje intenso, pero bello. Y una pareja de portuguesas, a quienes me uní a la tarde para aligerar la carga. Es un hecho: en compañía, el camino pasa más rápido. El tema es que, a veces, está bien que vaya lento y solitario.

Publicado en redes sociales el 7 de julio de 2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: