Bitácora de una caminante- Etapa 9

–Camino de Santiago portugués–

De Caldas de Reis a Padrón. A solo un día, a tan solo 25 km de Santiago, se asoma la melancolía. El final de las cosas buenas siempre me trae eso, y lo acepto como un ingrediente más de lo que se cuece en estas experiencias. Hoy la etapa la hice con un compañero de camino irlandés, con quien vengo coincidiendo desde el comienzo. Fue una caminata bonita, cruzando bosques y hablando de cosas que importan de verdad. Por la noche, cené con dos compañeras, o mejor dicho, dos grandes personajes del camino, con quienes he compartido conversaciones de todo tipo. Ahora, sola, me alegro por estos pies cansados, por los madrugones inhumanos, por los momentos conmigo misma y los compartidos, y por toda la belleza que he visto. Ya sé, me estoy adelantando al final de la historia. Esto tendría que escribirlo mañana. Pero sale hoy, entre esta mezcla de alegría y melancolía tan real y tan necesaria para darle sentido a las cosas.

Publicado en redes sociales el 13 de julio de 2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: